lunes, 8 de mayo de 2017

¿Es cierto que la acuicultura puede dañar el medio ambiente?


Comer pescado es bueno para la salud, pero no hay suficientes peces y moluscos salvajes para satisfacer la demanda actual. La pesca sostenible y la acuicultura van de la mano. Solo juntas pueden producir el pescado suficiente para satisfacer la demanda de la creciente población mundial sin poner en peligro el futuro a largo plazo de nuestras poblaciones de peces salvajes.

A nivel mundial la acuicultura aporta más de 55% del pescado que comemos. Comer más pescado de acuicultura significa explotar menos las poblaciones salvajes, depender menos de las importaciones, crear más empleo e impulsar el crecimiento en nuestras economías locales.

Los moluscos, como mejillones y ostras, se crían en bateas, palos o estructuras en forma de mesa. Necesitan agua limpia para alimentarse de los nutrientes que se encuentran en el agua. Los peces marinos, como el salmón y la lubina, se crían en grandes cercados de redes, suspendidos en la superficie del mar. Los peces de agua dulce, como la trucha, suelen criarse en cisternas a las que se desvía el agua de los ríos. Otros peces de agua dulce, como la carpa, se crían en grandes lagos y estanques.

Como cualquier otra actividad humana, la acuicultura debe gestionarse de manera sostenible y responsable. Como todos los demás productores de alimentos, los piscicultores tienen la obligación de cumplir normas medioambientales y sanitarias. Las normas medioambientales mundiales para acuicultura se encuentran entre las más estrictas y eficaces del mundo. Pero además los acuicultores deben contribuir activamente a la protección del medio ambiente: por ejemplo, los estanques utilizados en la acuicultura ayudan a conservar los paisajes naturales y los hábitats de aves salvajes y otras especies amenazadas.

Los moluscos ayudan a limpiar las aguas costeras ya que absorben nutrientes que de otro modo podrían perjudicar a la calidad del agua. Por último, la sostenibilidad también es un buen acuerdo comercial y los piscicultores son los primeros en controlar y proteger el medio ambiente para garantizar que no haya ningún impacto negativo.

La legislación actual establece normas rigurosas, como los niveles máximos de contaminantes, para garantizar que los alimentos que consumimos sean seguros. Esos niveles son los mismos para los peces de una y otra procedencia y un estricto sistema de controles oficiales garantiza que solo lleguen a nuestras mesas alimentos sanos, vengan localmente o de otro país.

Para producir un kilo de trucha de piscifactoría se necesita más de un kilo de pescado salvaje. ¿Tiene sentido alimentar a los peces de cría con peces salvajes?

La necesidad de alimentar con peces salvajes a los peces carnívoros como la trucha o el salmón supone inevitablemente un reto para la acuicultura sostenible. Gracias a la mejora de la disponibilidad y la utilización de soluciones alternativas, y a la mayor eficiencia de la alimentación, está disminuyendo constantemente la proporción de peces salvajes utilizada para producir un kilo de pescado de piscifactoría. Además de las consideraciones de sostenibilidad hay también un claro incentivo económico para los acuicultores en recurrir menos a peces salvajes, ya que representan uno de sus mayores costes de producción.

La Política Pesquera de cualquier país debe buscar ayudar a prioritariamente al sector de la acuicultura. Ya existen muchos países que han publicado una serie de directrices que presentan las prioridades comunes y los objetivos generales de la acuicultura en sus paises. Los cuatro aspectos prioritarios son:

·         - normas sanitarias y medioambientales de alta calidad
·         - mejorar el acceso al espacio y al agua
·         - reducir los gastos administrativos para el sector
·         - aumentar la competitividad


Finalmente todo gobierno debe aportar con una ayuda financiera que garantice que los acuicultores puedan desarrollar con éxito su actividad y en las mejores condiciones posibles. Invertirá además en investigación sobre las interacciones con el medio ambiente, sobre sanidad y nutrición de los peces de piscifactoría y sobre reproducción y cría, todos ellos elementos esenciales para el desarrollo sostenible de la acuicultura nacional y mundial.

lunes, 10 de abril de 2017

Pesca, acuicultura y su desarrollo

La pesca y la acuicultura en América Latina y el Caribe, con la producción de más de 13 millones de toneladas, generan más de 2.4 millones de empleos directos y proporcionan la base de la alimentación de miles de familias de comunidades rurales costeras y a lo largo de cuencas hidrográficas.
La importancia social de estos sectores, sin embrago, no se refleja en su justa dimensión en la institucionalidad que la rige; así, en la mayoría de los países de la región, la jerarquía institucional pesquera y acuícola se ha mantenido en segundo (viceministerios, subsecretarías o comisiones nacionales) o tercer nivel (direcciones generales, departamentos o institutos desconcentrados) lo que resulta, en la mayoría de los casos, en una débil presencia sectorial en la agenda política para el desarrollo nacional y, consecuentemente, menor acceso a recursos para el aprovechamiento del potencial sectorial en beneficio de la población.
En contraste, en el marco del poder legislativo, la reciente creación de comisiones específicas de pesca y acuicultura en los congresos o asambleas de los países, refleja la creciente relevancia que las legislaturas otorgan al capital pesquero y acuícola nacional, para beneficio de su sociedad.
La labor legislativa es esencial no solo en la creación de leyes sectoriales y marcos de medidas regulatorias que garantizan la sostenibilidad de los recursos, sino en apoyo al Ejecutivo a través de asignación presupuestal específica y de diversas acciones coordinadas de política pública para el desarrollo sostenible del sector.
Es así que, reconociendo la necesidad de articular esfuerzos entre los dos ámbitos, la FAO en América Latina y el Caribe impulsó la creación del Foro de Parlamentarios de la Pesca y la Acuacultura de América Latina y el Caribe.
Este mecanismo tiene como esencia el impulso de acciones legislativas para incrementar la contribución de estos sectores a la seguridad alimentaria y nutricional, el alivio a la pobreza, el fortalecimiento de las economías nacionales y la sostenibilidad de sus recursos pesqueros y acuícolas. El Foro fue creado en 2014, en la Ciudad de México y una segunda edición tuvo lugar en Brasilia, Brasil, en 2015.
Este año, República Dominicana fue el país anfitrión, donde se trató un importante portafolio de temas orientados a la inclusión del pescado en la alimentación escolar; la inclusión de pescadores artesanales y acuicultores de recursos limitados en los sistemas de protección social; la seguridad ocupacional de los pescadores que emplean el buceo y el fortalecimiento de la resiliencia de las comunidades ribereñas a los efectos negativos del cambio climático. El encuentro tuvo como finalidad fortalecer los avances alcanzados, así como permitió analizar acciones legislativas concretas para impulsar la pesca y la acuicultura en América Latina y el Caribe.
Las estimaciones establecen que República Dominicana importa entre 30 y 35 mil toneladas de pescados y mariscos, lo que representa cerca de US$80 millones. Localmente se producen alrededor de 14 mil toneladas, tanto de pesca de captura como de acuicultura.
Del autor y la Fao
Flores Nava es oficial de pesca y acuicultura de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para América Latina y el Caribe. Participó en III Foro de Parlamentarios de la Pesca y la Acuacultura.

jueves, 26 de enero de 2017

Producción Mundial de Alimentos Balanceados en Acuicultura 2017

Según datos de la Encuesta Global sobre Alimento Balanceado de Alltech 2017, estima que las toneladas de alimento balanceado internacional han excedido los mil millones de toneladas métricas por primera vez. Esto representa un aumento de 3,7 por ciento con respecto al año pasado y 19 % de incremento desde los resultados de la primera encuesta publicada en 2012, a pesar de la disminución del 7% en el número de platas de alimento balanceado.


Para este año se muestra que los 30 principales países, clasificados por producción, poseen el 82 por ciento de las fábricas de alimento balanceado del mundo y producen el 86 por ciento del alimento balanceado total a nivel mundial. Los 10 principales países productores de alimento balanceado en 2016, por orden de importancia en cuanto a producción, son China, Estados Unidos, Brasil, México, España, India, Rusia, Alemania, Japón y Francia. Estos países cuentan con 56 por ciento de las plantas de alimento balanceado a nivel mundial y representan el 60 por ciento de la producción total.     


En América Latina, Brasil continua siendo el líder en producción de alimento balanceado, mientras que México registró el mayor crecimiento en toneladas métricas, representando ahora más del 20 por ciento de la producción total de alimento de América Latina y cerca de la mitad de la producción total de Brasil. En general, América Latina tiene precios moderados del alimento balanceado, pero Brasil ha aumentado este año. Cuando se compara con los Estados Unidos, Brasil está 20 por ciento más alto para cerdos y 40 por ciento más alto para ponedoras y reproductoras. 


La Acuicultura en Crecimiento
La acuicultura ha continuado su tendencia de crecimiento, con un aumento de la producción estimado de 12 por ciento en 2016. Europa fue el destacado, con aumento en los números de Turquía, Alemania, Reino Unido y Francia.

África aumentó cerca de 1 millón de toneladas métricas, impulsada por Egipto y Nigeria en particular.

Asia mantuvo su volumen, pero con un movimiento interesante entre sus jugadores. Filipinas, China y Myanmar disminuyeron este año, mientras que Vietnam, India, Indonesia, Japón y Corea del Sur aumentaron.

Este aumento en el tonelaje parece seguir la tendencia al alza, aproximadamente 8 por ciento de crecimiento anual, en el consumo de peces cultivados.





Fuente: ENCUESTA GLOBAL SOBRE ALIMENTO BALANCEADO DE ALLTECH | 2017

sábado, 30 de julio de 2016

El Perú carece de Lideres y Liderazgo en el sector Acuicultura

Peter Drucker, uno de los autores sobre temas económicos y de negocios más importante del siglo XX, escribió en 1999: “Dentro de los próximos cincuenta años, la acuicultura nos puede cambiar de cazadores y recolectores en los mares a pastores marinos, de manera similar a como hace 10 000 años una innovación cambio a nuestros ancestros de cazadores y recolectores en la tierra a agricultores y pastores” (Drucker, 1999). Esta afirmación se confirma con las tendencias de crecimiento de la acuicultura en el mundo, que ha pasado de 14 por ciento a mediados de la década de los 1980, a más de 400 por ciento en los últimos 26 años, con un crecimiento anual promedio de 5%, que ninguna otra actividad ha podido igualar.

De forma similar en el 2010, estuvo también por aquí Michael Porter, Doctor en Economía y Negocios por la Universidad de Harvard, quien ha realizado varios trabajos enfocados principalmente en temas de competitividad y el desarrollo de las naciones y estados, quien expuso sus críticas sobre el crecimiento peruano en el seminario internacional “Claves de una Estrategia Competitiva”.

En resumidas palabras, menciono que el Perú si bien estaba creciendo, este crecimiento era una ilusión y no era real, que no existía la creación de nuevas empresas, lo cual es un factor muy importante para el desarrollo de la competitividad en el País.

Luego de escuchar a Fernando D’Alessio, Director General de Centrum Catolica, a Víctor Hugo, Director de la Escuela de Post Grado de la USIL, Manuel Sotomayor, Presidente de Fundación Perú, de haber leído a David Goleman, Miguel Ángel Cornejo, entre otros, se pudo llegar a la simple conclusión de que lo que verdaderamente nos falta en el sector son Lideres y Liderazgo.

Lamentablemente en la actualidad sobre todo en el sector publico muchas veces existen “pseudolideres” que priorizan el bienestar personal sobre el bienestar colectivo, producto del egoísmo innato de los seres humanos e intensificado en una sociedad sin una educación de calidad.

La mayoría son egoístas, no tienen vocación de servicio, prefieren estar bien a costa de los demás, buscan como sea afianzarse a un puesto, no entienden que es mejor contribuir a que otros estén mejor, el mejor ejemplo de egoísmo es cuando las cosas buenas no llegan a todos por igual habiendo preferencias, recomendados, etc, olvidándose que las instituciones públicas son las que deben dar el ejemplo y educar, con honradez y transparencia ya que son el primer paso para el desarrollo de los proyectos a nivel nacional.

En el sector privado existe un buen liderazgo, pero no el necesario para sacar el sector adelante, falta más servir al país que a los intereses personales.

Todos de alguna manera somos líderes, desde el padre de familia, el funcionario público, el empresario y sobre todo aquellos que tienen la suerte de ostentar un cargo a nivel directivo o estratégico, pero necesitamos líderes que garanticen no solo que el crecimiento económico se mantenga, sino que produzca desarrollo, lideres con actitud de servicio, que prediquen y enseñen con el ejemplo, que compartan su experiencia y su conocimiento.

Cuando hablamos de liderazgo nos referimos a alguien que piense en cómo transformar las organizaciones, pequeñas, medianas, grandes o enormes. Ósea, una madre o padre de familia, hasta un presidente.

Para que el verdadero desarrollo de la acuicultura peruana se de, es necesario entender que el capital humano es fundamental para contribuir a generar mayor valor, innovación y nueva tecnología, lo que permitirá mejorar nuestra competitividad y esto es un trabajo a largo plazo, lamentablemente el peruano se caracteriza por ser cortoplacista y egoísta, solo busca invertir un dólar hoy y ganar mil mañana, debemos aprender de otros como Japón y Singapur a quienes les tomo más de 30 años conseguir su desarrollo y esto dependió de todos.

Se debe promover una política de educación y capacitación constante para buscar ser más competitivos e innovadores, tenemos que aprender a transformar las organizaciones públicas y privadas.

Así es la educación crea oportunidades, las personas educadas serán los líderes, crearan las oportunidades y obviamente las aprovecharan.

La base tiene que ser la educación y la capacitación, porque se pueden tener líderes que están creando las oportunidades económicas; sin embrago, si la fuerza laboral y los gerentes que van a manejar las empresas no tienen una buena preparación, esas oportunidades no se aprovecharan.

Sin duda alguna una correcta formación y experiencia en temas específicamente de acuicultura, fuera de las habilidades gerenciales, títulos y méritos, permitirá tomar las mejores decisiones con conocimiento de causa, decisiones que influirán en las mejores políticas, creando mayor impacto en el desarrollo de la acuicultura peruana.

Se deben definir políticas públicas y reglamentaciones ambientales con base en criterios técnicos y científicos y en las reales potencialidades regionales. Deben también colocar los intereses de desarrollo del país por encima de los intereses políticos, económicos y fundamentalistas de individuos y organizaciones, de forma que se empleen de manera responsable y eficiente los recursos financieros e intelectuales disponibles para la planificación y ejecución de programas, acciones y reglamentaciones para una real contribución al desarrollo sustentable del sector.

Un ejemplo de esto es Brasil, quien va en camino a ser una de las 10 potencias del mundo en los próximos años.

En temas de competitividad, el Perú está ubicado en el puesto 50 de entre 133 países a nivel mundial y ocupa el puesto 7 de entre 18 países de América latina.

"El talento humano se convierte en un importante factor para el éxito de las organizaciones"

Mejorar la competitividad del sector es un esfuerzo colectivo y de largo aliento, que comienza con un diagnóstico, el cual ya tenemos, luego es necesario identificar el liderazgo del sector privado en la competitividad, ya que mejorar la competitividad del sector no es solo trabajo del Estado, sino es importante el Empresariado, donde se crea la riqueza, juega un rol protagónico en el mejoramiento de la competitividad y para ello necesitamos de Lideres que sepan liderar con responsabilidad global.

El Reto de la Acuicultura peruana en los próximos años será impulsar la Economía, Incrementar la Seguridad Alimentaria, Mejorar la Nutrición y Reducir la Pobreza en el País y nuestro reto será contribuir a que la acuicultura peruana sea más competitiva y para incrementar esta Competitividad, es muy importante la participación de todos los actores (El Gobierno, Los Empresarios, Las Universidades, Los profesionales a través de sus Colegios Profesionales, y otras Instituciones públicas y privadas) y superar algunos problemas como son la falta de innovación, el elevado riesgo sanitario, el débil marco regulatorio, la falta de un Catastro moderno y las excesivas barreras burocráticas, por ello los invitamos a sumarse a este gran reto y Hagamos Juntos una acuícultura peruana Diferente...!!!


martes, 24 de mayo de 2016

LACQUA 2016: Reunión Regional del Capitulo Latino américa y el Caribe de la Asociación Mundial de Acuicultura (WAS)


LACQUA 2016 será la asamblea anual durante el 2016 del Latin American & Caribbean Chapter of WAS. Después de las exitosas reuniones previas, LACQUA llamará la atención internacional con respecto a la industria de la acuicultura de Perú y América del Sur. La Reunión Regional de WAS, SOUTH AMERICAN REGIONAL AQUACULTURE 2016 se unirá con LACQUA 2016.

LACQUA 2016 se llevará a cabo en El Centro de Convenciones Sheraton de Lima, Perú, del 29 de Noviembre al primero de Diciembre del 2016. Lima será el lugar perfecto para la reunión, ya que su ubicación en el centro del país facilitará la visita de los asistentes internacionales.



MÁS ALLÁ DE LA CONFERENCIA
Perú cuenta muchos sitios de interés y actividades recreativas para los asistentes a la conferencia, ya sea antes o después de ésta - incluyendo Machu Picchu, los Andes y kilómetros de las costas. Perú y particularmente Lima son conocidos como el centro gastronómico del mundo - así que prepárese para disfrutar de infinidad de platillos deliciosos.



EXPOSICIÓN INTERNACIONAL
Habrá una exposición de proveedores de acuicultura de todo el mundo presentando lo último en equipos, suministros y servicios.



PROGRAMA TÉCNICO CON LAS INVESTIGACIONES MÁS RECIENTES
Las sesiones y talleres en LACQUA16 cubrirán todos los aspectos de la acuicultura en el Perú y América del Sur, así como el resto del mundo. Los temas de muestra incluyen:


CUOTA DE REGISTRO 
Para poder recibir las cuotas con descuento como, este formato y el pago deben ser recibidos en la fecha que se menciona. Por favor, vea el folleto para saber que se incluye con la cuota de registro


SU REGISTRO COMPLETO A LA CONFERENCIA INCLUYE
  • Materiales para los asistentes previamente registrados
  • Entradas a todas las sesiones, seminarios y TRADE SHOW
  • Admisión a las Recepciones.
  •  Bolsa de la conferencia y directorio de la exposición
  • Recesos y refrigerios y CASH BAR HAPPY HOUR
  • Los estudiantes recibirán el paquete completo de inscripción más la recepción del estudiante. Para aplicar para la tarifa de estudiante es necesaria una copia de tu tarjeta oficial de identificación.

PARA MÁS INFORMACIÓN:

LACQUA 2016
Conference Manager
P.O. Box 2302
Valley Center, CA 92082 USA Tel: +1-760-751-5005
Fax: +1-760-751-5003

Email: worldaqua@aol.com     y    lacc@was.org  

www.was.org

lunes, 14 de marzo de 2016

Estadísticas de producción acuícola mundial actualizada al 2013

(Información resumida)

Producción mundial de la pesca de captura y la acuicultura

• La producción acuícola mundial continuó creciendo en 2013, alcanzando los 97,2 millones de toneladas (peso vivo) con un valor estimado de USD157 millones. Un total de 575 especies acuáticas grupos y especies cultivadas en de agua dulce, agua de mar y agua salobre se han registrado en el Mundial de Acuicultura de la FAO base de datos de estadísticas de producción.

• La producción de peces de cultivo de alimentos (peces, crustáceos, moluscos y otros animales acuáticos) era 70,2 millones de toneladas en 2013, un aumento del 5,6 por ciento desde 66,5 millones de toneladas en 2012. La producción de 27 millones de toneladas de plantas acuáticas cultivadas fue un 13,4 por ciento salto en los 23,8 millones de toneladas de 2012.

• La contribución de la acuicultura a la producción pesquera mundial total fue del 43,1 por ciento, frente al 42,1 por ciento en 2012. Fue sólo el 30,6 por ciento de hace una década en el año 2003. Mientras tanto, la producción mundial de plantas acuáticas, en su mayoría algas, sigue siendo abrumadoramente dominados por la acuicultura (95,5 por ciento en 2013).


A escala mundial, la producción de las principales especies que no son alimentados contribuyó 30,7 por ciento para los peces mundial de alimentos  la producción acuícola en 2013, incluyendo 13,9 millones de toneladas de bivalvos y 7,7 millones de toneladas de se alimentan por filtración carpas. El gran potencial del cultivo de bivalvos marinos en la mayoría de los países marítimos en África y América Central, no se aprovecha.

• Después de Asia, África mejoró su participación en el mundo de la cría de pescado para consumo humano, por encima del 1,3 por ciento en 2003 al 2,3 por ciento en 2013. Las acciones de América y Europa se redujeron gradualmente a los mínimos históricos de 4,4 y 4 por ciento, respectivamente, en 2013. Oceanía se ha mantenido estable en el 0,3 por ciento desde 2001. La situación general del estado de desarrollo de la acuicultura muy desequilibrada y la distribución desigual de la producción se mantiene prácticamente sin cambios.

• A nivel mundial, la acuicultura de peces en el interior ha sido el piloto más importante de aumento total de la anual salida. Este subsector contribuyó 64,9 por ciento al aumento en 2003-2013 piscifactoría mundial de pescado para consumo producción.


Las siguientes tablas presentan algunas cifras clave sobre la producción mundial y los diez primeros productores seleccionados en 2013 (todos los datos que se presentan son objeto de redondeo).









martes, 29 de septiembre de 2015

LA PESCA Y LA ACUICULTURA SOSTENIBLES DESEMPEÑAN UN PAPEL CRUCIAL PARA LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL DEL PERU Y EL MUNDO

La pesca y la acuicultura sostenibles desempeñan un papel crucial en la seguridad alimentaria y nutricional y los medios de subsistencia de millones de personas, afirma la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En un informe sobre el estado de la pesca y la acuicultura, la FAO destaca la contribución fundamental del sector al bienestar y la prosperidad del mundo, y revela que al año 2012 produjo una cifra récord de 136.2 millones de toneladas de pescado para consumo humano. Esa cantidad de pescado supone una media de 19,2 kg por persona, lo que proporcionaría un 15% de la ingesta de proteínas animales a más de 4.300 millones de personas.

Además, la pesca y la acuicultura son una fuente de ingresos para 55 millones de personas.

Los medios de subsistencia del 12% de la población mundial dependen directa o indirectamente de esas actividades.

El pescado y los productos pesqueros desempeñan una función esencial en la seguridad alimentaria y las necesidades nutricionales de las personas de los países en desarrollo y desarrollados. La oferta de peces comestibles a nivel mundial se ha incrementado de forma constante en los últimos cinco decenios a un ritmo anual medio del 3,2 %, una cifra que supera el crecimiento de la población mundial (1,6 %).

Según un informe de las Naciones Unidas, se prevé que la población mundial, que actualmente es de aproximadamente 7 300 millones de personas, alcance los 8 100 millones en 2025 y los 9 600 millones en 2050, y este crecimiento demográfico se producirá en su mayoría en regiones en desarrollo. Garantizar una seguridad alimentaria y nutricional suficiente para esta población en crecimiento constituye un desafío de enormes proporciones.

Los hábitos de los consumidores han cambiado significativamente en los últimos decenios y las cuestiones relacionadas con los alimentos como la tolerancia, la conveniencia, la salud, la ética, la variedad, el uso óptimo de los recursos y la inocuidad están adquiriendo cada vez mayor importancia. La salud y el bienestar influyen cada vez más en las decisiones sobre el consumo y el pescado tiene gran importancia a este respecto a raíz de la existencia de indicios crecientes que confirman los beneficios para la salud que supone el consumo de pescado.

La carencia de micronutrientes afecta a cientos de millones de personas, particularmente mujeres y niños de países en desarrollo. Más de 250 millones de niños de todo el mundo corren el riesgo de padecer carencia de vitamina A, 200 millones de personas sufren bocio (20 millones tienen dificultades de aprendizaje causadas por la carencia de yodo), 2 000 millones de personas (más del 30 % de la población mundial) padecen carencia de hierro y 800 000 muertes infantiles anuales son atribuibles a la carencia de zinc.

Cada vez es más evidente que, además de proporcionar alimento, el pescado contribuye a la seguridad nutricio de los hogares pobres de los países en desarrollo de diversas maneras. El pescado y los productos pesqueros desempeñan un papel importante en la seguridad alimentaria y nutricional, la reducción de la pobreza y el bienestar general. Esto es particularmente cierto en la acuicultura, sector en el que la producción aumenta constantemente y que pronto proporcionará la mayor parte de todo el pescado que consume la humanidad. El consumo de pescado también tiene beneficios para la salud de la población en edad adulta.

Debido a la expansión de la población mundial, la demanda de pescado y productos pesqueros aumentará independientemente de que el consumo per cápita se mantenga al actual promedio mundial de casi 19 kilogramos al año. En líneas generales, la producción de la pesca de captura se ha estabilizado. La creciente demanda de productos pesqueros obligará a utilizar mejor los recursos actuales, lo cual podría dar lugar a que se reduzcan los desechos y a que se destine más pescado al consumo humano y menos a la elaboración de pienso. No obstante, en la práctica la demanda cada vez mayor de pescado se satisfará principalmente incrementando la producción del sector acuícola, con el consiguiente aumento de la demanda de pienso.

La pesca artesanal y la acuicultura a pequeña escala pueden convertirse en una de las respuestas más  efectivas al problema del hambre que aún aqueja a millones de personas a nivel mundial.

En cuanto a nuestro País, el Perú es actualmente la segunda potencia pesquera extractiva a nivel mundial con 6.3 millones de toneladas, sin embargo más del 79 % de la pesca corresponde a la anchoveta que es procesada para la elaboración de harina de pescado y solo el 21% concentra la pesca de Pota, jurel, perico y otros peces para el consumo humano directo.

La Pesquería peruana reporta más de US$ FOB 2,737 millones en exportaciones totales y más de 50,000 empleos directos.

En cuanto a la acuicultura peruana si bien se ha desarrollado enormemente a más de 26.25 % en promedio en los últimos 15 años, registrando más de 106 mil toneladas ala 2014, esta es aún muy poca en comparación con nuestra pesquería representando solo el 2%.

Sin embargo el Perú tiene muchas condiciones para el desarrollo de la acuicultura como más de 1’285,216 km2., 3,080 Km de litoral, 02 corrientes marinas importantes: Alta productividad natural, 0.87% de la superficie terrestre, 3.5% de las aguas dulces del mundo, País mega diverso: 28 de 32 climas posibles. Gran biodiversidad de especies marinas y dulceacuícolas, somos el principal productor mundial de materias primas de alto valor para la acuicultura: Harina y Aceite de pescado entero, en auge económico y con varios TLC: interés para inversiones y el comercio y sobretodo contamos con los profesionales más adecuados y con experiencia.

Sin embargo pese a ser un país pesquero y con mucho potencial en acuicultura aun contamos con más 600 mil niños desnutridos, con regiones como Cajamarca, Huancavelica y Apurímac con extrema desnutrición crónica infantil y en   cuanto a pobreza se registra más del 23.7 % a nivel nacional, siendo el 50.8 en las zonas rurales y en promedio más de 5.5 en cuanto a pobreza extrema, problemática que se podría solucionar con la ingesta de productos de la pesca y la acuicultura.

Según FAO “La Inversión en Acuicultura impulsa la economía, incrementa la seguridad alimentaria, mejora la nutrición y reduce la pobreza

No obstante los beneficios de la pesca y la acuicultura, el rubro afronta diversos problemas, incluyendo la mala gobernanza, los sistemas insuficientes de ordenación pesquera, los conflictos por la utilización de los recursos naturales y el uso continuado de malas prácticas pesqueras y acuícolas.

Ante esta situación, la FAO insta a los gobiernos a hacer todo lo posible para garantizar la pesca sostenible en todo el mundo.